Quienes Somos y que Hacemos

Antecedentes

Existe un gran consenso mundial con respecto a la importancia de la educación en el desarrollo de las sociedades modernas, así como de la relación directa entre el nivel educativo de una sociedad con la calidad de vida de la misma. Lamentablemente, esto no se traduce en políticas de corto, mediano y largo plazo en las que se emplee la educación como una herramienta dirigida a los jóvenes y adultos desertores, para que se conviertan en generadores de desarrollo y gestores de paz al interior de sus comunidades

La mayoría de las naciones dirige el grueso de sus esfuerzos y recursos a la educación regular, esfuerzo que no deja ser loable. Sin embargo, no podemos olvidar que anualmente millones de jóvenes abandonan el sistema educativo debido a la pobreza y/o la violencia, y en la mayoría de los casos este abandono es alentado por padres que también desertaron del colegio, en un círculo vicioso que solo genera más pobreza y exclusión, dado que los hijos de los padres desertores también serán desertores.

Está suficientemente documentado por el Consejo Económico para América Latina – CEPAL y otros organismos internacionales el hecho de que el mínimo de estudios requerido para no volver a caer en la pobreza o poder salir de ella, es el grado once o terminación de la educación media. Infortunadamente, no suelen desarrollarse programas masivos de calidad y con la pertinencia requerida, que permita brindar a estas personas la educación formal que requieren, de acuerdo con su entorno sociocultural, su trabajo, sus necesidades y sus potencialidades.

En este orden de ideas, la Fundación Transformemos considera que, si una sociedad emergente quiere derrotar la pobreza, mejorar su calidad de vida y lograr un desarrollo social integral y sostenible, debe adelantar programas que permitan la reinserción de los desertores, entre los 15 y 60 años, al sistema educativo oficial y ofrecerles una educación de calidad, pertinente y acorde con sus potencialidades, vulnerabilidades y entorno cultural, que les permita convertirse en generadores de desarrollo y gestores de paz al interior de sus comunidades. Igual importacia tiene el reducir la deserción escolar, dado que estos padres y hermanos mayores no permitirán que sus familiares también deserten.

En el caso de Colombia la situación es muy grave, al igual que en la mayoría de países en vías de desarrollo de América Latina, África y Asia. En nuestro caso particular, según las cifras del DANE, de cada cien niños que ingresan a preescolar, únicamente 35 llegan a grado once y 65 desertan a lo largo del proceso educativo, de tal forma que hay diez millones de colombianos entre los 15 y 60 años que no han culminado sus estudios de primaria ni de secundaria, lo que los condena a buscar empleos marginales, ser excluidos socialmente y, en muchos casos, caen en la delincuencia o pasan a ser miembros de los grupos armados ilegales.

Frente a esta grave situación, nos encontramos con una sociedad que no ha podido definir el tipo de educación que requiere para construir ese Estado Social de Derecho que busca asegurarle a sus integrantes la vida, la convivencia, el trabajo, la justicia, la igualdad, el conocimiento, la libertad y la paz, dentro de un marco jurídico, democrático y participativo que garantice un orden político, económico y social justo, tal como promulga el preámbulo de la Constitución Nacional de Colombia.

Ante esta situación, Transformemos ha decidido adelantar desde hace siete años un proceso de investigación social permanente, que le permita desarrollar mediaciones didácticas impresas e interactivas acordes con las necesidades y potencialidades de los grupos humanos que con los cuales trabaja, a través de la educación formal oficial, con docentes formados en la educación de jóvenes y adultos y que respondan a las necesidades del siglo XXI, brindándoles una educación de calidad, pertinente y que emplee las nuevas tecnologías, con el fin de que nuestros estudiantes se conviertan en generadores de desarrollo y gestores de paz al interior de sus comunidades, al mismo tiempo que se reduce la deserción escolar al interior de sus familias.

Para poder cumplir con estos objetivos, fue necesario conocer la normatividad legal existente,área en la que Colombia ha hecho un buen trabajo. Por ejemplo, contamos con el Decreto 3011 de 1997 que reglamente de manera clara la educación de jóvenes y adultos, así como la normatividad que regula el Sistema General de Participaciones, a través de la cual se financia dicha educación, entre otras. Lamentablemente, esto suele quedarse en el papel sin cumplirse a cabalidad. Teniendo claro este marco legal, se procedió a efectuar un detenido estudio de las propuestas educativas aprobadas por UNESCO y acogidas por el Gobierno Nacional, con lo cual la Magister en Educación, María Aurora Carrillo Gullo, creó inicialmente el modelo educativo Acrecer, con financiación de las petroleras Ecopetrol y Occidental de Colombia para ser implementado en el departamento de Arauca. Posteriormente se logró que este modelo fuera cedido por estas empresas al Gobierno Nacional, y actualmente es implementado por el Ministerio de Educación Nacional.

Seguidamente se diseñaron los modelos Transformemos y Transformemos Educando, y con la experiencia recogida en la implementación de los mismo, se llegó al actual Sistema Interactivo Transformemos Educando. En este marco, se han diseñado y entregado alrededor de 1´200.000 mediaciones didácticas impresas regionalizadas, instalado 2.000 aulas interactivas y formado 12.000 docentes para atender 320.000 jóvenes y adultos en 24 entes territoriales de todo el país, con un promedio de 45.714 al año, que han estudiado desde alfabetización y tercer grado de educación básica primaria, hasta el grado once. A partir del año 2013 iniciamos el proceso educativo con la implementación del primer software educativo multilingüe para tabletas digitales, con la cual han venido adelantando sus estudios formales 3.600 indígenas y colonos del Guainía, en lenguas curripaco, piapoco, sikuani, puinave y español, desde grado primero a once.

El Sistema Interactivo Transformemos Educando está compuesto por estudiantes, docentes, instituciones educativas, mediaciones didácticas impresas e interactivas y la comunidad en general, de tal forma que la educación pertinente y de calidad se convierte en el eje dinamizador de la sociedad y, por lo tanto, en la fuente que convierte en generadores de desarrollo y gestores de paz a los integrantes de las comunidades.

Como se entenderá, un sistema tan dinámico y novedoso también requirió el crear una estructura operativa nueva la cual, al igual que las mediaciones didácticas que cambian cada año con los aportes de las comunidades, está en constante ajuste, dado que debemos responder a las necesidades de comunidades dinámicas y en constante cambio.

Perfil de la fundación

La Fundación para el Desarrollo Social Transformemos es una organización privada de la sociedad civil, sin ánimo de lucro, creada el 21 de noviembre de 2006, que tiene que como objetivo incorporar al sistema de educación formal oficial a los jóvenes y adultos de comunidades vulnerables que desertaron en algún momento del sistema educativo o que nunca han pertenecido a él, para que se conviertan en generadores de desarrollo y gestores de paz a través de un sistema educativo de calidad, pertinente, regionalizada, acorde con la cultura de cada región, que emplee las nuevas tecnologías y responda a las potencialidades y necesidades de las comunidades en las que se implemente el Sistema Interactivo Transformemos Educando.

Cuando nos referimos a jóvenes y adultos vulnerables, estamos hablando de hombres y mujeres entre los 15 y 60 años los cuales, pese a estar en plena edad productiva, han sido marginados socialmente por no haber culminado sus estudios de primaria o secundaria, razón por la cual no pueden conseguir un trabajo estable, quedando condenados a la pobreza y al ejercicio de trabajos marginales o ilegales. Nuestros estudiantes habitan en comunidades afectadas por diferentes factores de vulnerabilidad y forman parte de la población en estado de pobreza o indigencia, según las mediciones de pobreza y desigualdad. Recordemos que la distribución del ingreso se ha polarizado en nuestro País (Bonet y Meisel, 2006), generando disparidades entre regiones y entre zonas rurales y urbanas, entre el centro y la periferia, con la consecuencia de la persistencia de la pobreza durante varias generaciones. Entre las dimensiones contempladas en el índice de pobreza multidimensional (IPM), el Sistema Interactivo Transformemos Educando contribuye a mejorar las condiciones educativas del hogar y sus dos variables, logro educativo y alfabetismo, al disminuir el grado de privación de las personas en este aspecto fundamental para el desarrollo de nuestra sociedad.

Para cumplir con este objetivo la Fundación cuenta con una Junta Directiva, la Dirección Ejecutiva, la Dirección Pedagógica y la Dirección de Desarrollo Social, las cuales tienen bajo su cargo todo el proceso operativo de la Fundación.

La Fundación cuenta con una Junta Directiva, una Dirección Ejecutiva, una Dirección Pedagógica y una Dirección de Desarrollo Social, las cuales tienen bajo su cargo todo el proceso operativo de la Fundación.

La Dirección Ejecutiva define las directrices generales de la organización, asumiendo la representación legal de la misma; responde ante la Junta Directiva.

La Dirección Pedagógica dirige todo el proceso pedagógico, las investigaciones etnográficas, la formación de docentes, el seguimiento de los procesos pedagógicos en cada una de las comunidades, la elaboración de las mediaciones didácticas impresas e interactivas que se requieran, y el seguimiento y evaluación pedagógica de todo el proceso. A su cargo se encuentra el Equipo Pedagógico, conformado por investigadores y demás profesionales encargados de la elaboración de las investigaciones que sirven de base para el diseño y curricularización de las mediaciones didácticas, así como del seguimiento y evaluación del proceso y los docentes que trabajan en las regiones.

La Dirección de Desarrollo Social está a cargo de la operatividad, desde la gestión de los convenios o contratos hasta la implementación del sistema, pasando por la asesoría a las Secretarías de Educación para la implementación administrativa del sistema, la focalización de los estudiantes, la selección y contratación de los docentes, la producción de las mediaciones didácticas tanto impresas como interactivas, la organización logística de todo el proceso, la distribución e instalación de las mediaciones didácticas, el pago de los docentes, la asesoría y seguimiento a los Estamentos Educativos, la coordinación y seguimiento administrativo de todo el proceso, la coordinación interinstitucional de procesos de desarrollo con las comunidades intervenidas, y la evaluación administrativa. Para cumplir con su gestión, la Dirección de Desarrollo Social cuenta con una Coordinación Operativa, una Coordinación de Gestión Humana, una Coordinación Financiera, una Coordinación de Medios y Nuevas Tecnologías, y Coordinaciones Regionales que tienen sede en los entes territoriales donde se desarrollan los proyectos.

Para cumplir con su gestión la Dirección de Desarrollo Social cuenta con una coordinación operativa, una coordinación de gestión humana, una coordinación financiera, una coordinación de medios y nuevas tecnologías y los coordinadores regionales que tienen sede en las regiones donde se desarrollan los proyectos.

Con este esquema operativo, en los últimos siete años, el Sistema Interactivo Transformemos Educando permitió el regreso al sistema educativo formal oficial de más de 320.000 hombres y mujeres vulnerables, muchos de los cuales ya culminaron su bachillerato o educación media. De igual manera, se declaró a Cartagena como primera ciudad colombiana libre de analfabetismo, luego de reincorporar al sistema educativo oficial a 34.000 cartageneros. Esto fue posible a través de la implementación, en las Secretarías de Educación y los Estamentos Educativas, de un sistema formal de educación interactivo y regionalizado, caracterizado por estar acorde a las necesidades y potencialidades de las poblaciones a atender; la formación de docentes en educación de jóvenes y adultos. Se han logrado además el diseño y entrega de un millón doscientos mil mediaciones didácticas impresas regionalizadas desde grado primero a grado once; la instalación de 2.000 aulas interactivas con el software educativo Transformemos que desarrolla en forma interactiva y hora a hora todos los grados de la educación formal hasta la media, y la implementación en el años 2013 del primer software educativo multilingüe para tableta digital en el departamento de Guainía, a través del cual adelantan sus estudios en piapoco, sikuani, curripaco, puinave y español, 3.600 indígenas de esta parte del país, permitiendo que las comunidades vulnerables reciban la mejor educación, usando las nuevas tecnologías y adaptándose a las necesidades de la región.

Irina Bokova, Directora de la UNESCO, al entregarnos el premio UNESCO – Confucio, resumió perfectamente nuestra misión: “El propósito del Sistema interactivo Transformemos Educando es formar a jóvenes y adultos para la paz, el desarrollo social y el aprendizaje significativo. El programa contribuye así a fomentar la igualdad y eliminar la pobreza, y a dotar de autonomía a los grupos destinatarios vulnerables”.

Somos una entidad joven la cual, para cumplir con sus objetivos, ha logrado desarrollar un sistema educativo propio que se inserta en el sistema de educación formal oficial. Por esta razón, aunque los procedimientos operativos y pedagógicos están enmarcados por la Ley y las normas establecidas, ha sido necesario generar nuevas herramientas, procedimientos y perfiles profesionales que se acomoden a la gestión de la entidad, muchos de los cuales están en un permanente proceso de actualización y modificación, dado que así lo exigen las dinámicas sociales de los grupos vulnerables con los que trabajamos.